Hoy decidí darle un enfoque diferente a este blog, porque sé que a muchos de ustedes, además de la nutrición, les interesan otras cosas como a mí, hormesis en todo sentido de la vida, no todo es obsesión por solo una cosa.

Les quiero hablar de la motivación, algo que nunca debería faltar en nuestras vidas, es como comer, beber agua, leer, tener vida social y una carrera que seguir.

Es lo que nos mueve, nos ayuda en los momentos más difíciles. Les cuento un poco de mi parte, tuve varios cambios en mi vida y siempre los traté como algo bueno, el problema de la gente hoy en día es que cuando sufren la pérdida de algo o alguien o sufren una crisis luego les cuesta mucho recuperarse, no ven al obstáculo como un escalón más para superarse.

Todo sucede por algo y ese algo vino a nosotros como una prueba (como las que te tomaban en el colegio o la universidad), nunca vas a tener en frente una prueba que no puedas superar, nunca, te lo aseguro y mientras más consciente estés de esto más rápido vas a enfrentar ese obstáculo y superarlo.

Siempre nos han dicho que la vida es injusta, que los sueños no se cumplen y que el éxito es inalcanzable. Esa misma gente que afirma eso nunca llegó a ver resultados, son pesimistas, tener una mente positiva es algo fundamental para progresar, he escuchado a gente que le cuesta esto, dar el primer paso con la motivación es lo ideal. Si te propones una meta y haces todo por llegar, ya sos un triunfador solo por intentar, por seguir luchando.

Si llegas a fallar lo peor que podes hacer es deprimirte, quedarte, rendirte. Tenés que usar ese error a tu favor, como experiencia, que no te lastime sino que te haga más fuerte e inteligente. No perdés nada por intentarlo una vez más.

“Fallar en la vida es inevitable. Ser un fracasado es opcional”.

Un consejo personal que me ha funcionado y para poner en práctica lo que escribí anteriormente, inspírate con videos de discursos de gente exitosa (hay mucho que aprender de ellos) libros, textos, audios, frases y tenlas presente en la rutina diaria. Por ejemplo ver un video mientras desayunas, pegar hojas de textos en las puertas del placard o escuchar audios en tu celular. Vas a notar el cambio, hoy en día esperamos un halago de alguien o que alguien nos dé fuerzas para luchar, pero existe esta arma muy útil que es la automotivación. Otro consejo es recordar esas frases o audios mientras vamos caminando, mientras esperamos en la cola del banco o cualquier otro momento.

En esta década nos acostumbramos a estar siempre con la computadora, el celular, viendo televisión, ocupando la mente en algo que no es más que procrastinación, postergamos lo que debemos hacer, lo que es productivo y da resultados. Gran parte del día con el cerebro ocupado que llega la noche y ahí es cuando el cerebro empieza a pensar y nos perturba el sueño, nos dormimos tarde y así sigue el círculo vicioso. Dejame decirte que es un mal hábito, necesitamos un momento del día para hacer catarsis (no sé si es el término correcto, yo lo llamo así), un momento para pensar lo que estamos haciendo, cómo podríamos mejorar, cuáles son las tareas que debo hacer, qué hice hoy y qué debería haber hecho, etc. ponerle una pausa al día y comenzar a pensar. Si es necesario anotalo en una hoja o llevar un anotador para llevar un apunte. Nos servirá para tomar control de nuestra vida y saber hacia dónde estamos yendo.

Espero que les haya gustado, si les gustó compartan la dirección de este blog.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Hórmesis, Desarrollado por DigitalDynamics

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account